#35
Barcelona ciudad global

30 Mar 2020
Editorial
No se acababa el mundo, ha dicho Daniel Innerarity, se acaba un mundo: el mundo de ayer que se estructuró tras la Segunda Guerra Mundial. De una manera caótica la pandemia provocada por el COVID-19 está acelerando una dinámica de cambios que nos acercará más rápido de lo previsto al mundo de mañana. Son cambios estructurales y geopolíticos. Y porque son profundos serán transformadores. Desde ahora mismo -mientras un personal sanitario desbordado salva tantas vidas como puede y mientras los gobiernos se lo juegan todo a fin de que sus países salgan de la crisis de la manera menos trágica posible-, hace falta pensar y repensar donde estaremos y qué habrá que hacer y qué habrá que dejar de hacer cuando salgamos de este paréntesis de tristeza, inquietud e incertidumbre. ¿Será entonces Barcelona la ciudad global que pensábamos? ¿Ocupará el mismo lugar? ¿Podrá reforzar la posición que había ganado? Hemos formulado esta pregunta al CIDOB, el prestigioso Barcelona Centre for International Affairs. Algunos de sus investigadores, con el saber acumulado después de años de trabajo pero en función de las circunstancias excepcionales donde estamos, nos han respondido. Los cuatro, analizando la situación de la capital desde una óptica global, aclaran dónde estamos y trazan caminos para que la ciudad no deje de ser un centro en el nuevo mundo al que ya no tardaremos en llegar.
  • Ciudad global en tiempos de incertidumbre

    Las ciudades globales son cada vez más vulnerables a los efectos del cambio climático, a la violencia terrorista y, como se está poniendo de manifiesto en estos días, a pandemias globales como la del COVID-19.

    Agustí Fernández de Losada
    Es investigador senior y director del programa Ciudades Globales de CIDOB. Trabaja como experto en gobernanza urbana y territorial para organizaciones internacionales, gobiernos e instituciones privadas. Profesor del Grado de RR. Internacionales de Blanquerna y del IBEI.
    @AgustiFdeLosada
  • La Barcelona europea

    El humanismo debe marcando la relación de la ciudad con Europa. Desde la ética de los algoritmos a la de los derechos de las personas.

    Carme Colomina
    Es investigadora del CIDOB especializada en Unión Europea, desinformación y política global. También es profesora asociada del Colegio de Europa (Brujas, Bélgica). Ha sido corresponsal en Bruselas y responsable de internacional en Catalunya Ràdio y el diario ARA.
    @carmecolomina
  • ¿Capital del Mediterráneo?

    Porque parte de una posición privilegiada, la estrategia ganadora de Barcelona pasa por sumar esfuerzos y construir un mediterráneo en red en el que, de forma natural, será uno de sus más potentes nudos.

    Eduard Soler i Lecha
    Es investigador senior de CIDOB y coordinador del área de geopolítica global y seguridad. Sus áreas de trabajo son las relaciones euro-mediterráneas y las dinámicas geopolíticas en el Norte de África y Oriente Medio.
    @solerlecha
  • Alma y latido latinoamericano

    La Barcelona del siglo XXI es una ciudad abierta y plural con una hibridación cultural que, a pesar de que no siempre sea bien entendida por algunos sectores, la enriquece y dinamiza económicamente. Barcelona es, sin duda, una ciudad con uno alma americana.

    Anna Ayuso
    Es investigadora sénior para América Latina del CIDOB desde el 2002, previamente coordinadora del área de cooperación internacional (1996-2002). Profesora asociada de Derecho Internacional Público al IBEI desde 1998.
    @AyusoAnna