#24
Gestión del conflicto

28 Oct 2019
Editorial
La crisis constitucional que empezó con el proceso de reforma estatutaria ha acabado reconvirtiéndose en un problema todavía de mayor complejidad y trascendencia: la crisis se ha convertido en conflicto institucional e impacta en la mecánica del Estado, degradando su calidad, y sobre todo impacta en la cotidianidad de una sociedad catalana sin horizonte de salida. Obviar la existencia del problema, ahora más que nunca, es militar en la ceguera. Porque desde la sentencia dictada por el Tribunal Supremo, tal como podía preverse, el conflicto ha entrado en una fase todavía más inquietante y, desbordada la ciudadanía y desbordados los políticos por los disturbios, va aumentado la conciencia de que el tiempo de parálisis no resuelve nada sino que enquista una situación tóxica. En este número reflexionamos sobre cómo se podría gestionar un conflicto como el que sufrimos y asumimos que hay que empezar de muy adentro, apelando a valores de convivencia básicos (el primero, el diálogo), porque la situación tardará tiempo a resolverse. Algún día, entre todos, porque la solución ha de ser para todos, deberemos ser capaces de reconstruir la ciudad del perdón.

Suscríbete al boletín de El món de demà y recibe cada quince días nuestro sumario de artículos.