#1
Autogobierno

10 Sep 2018
Editorial
Vivimos un tiempo particular que conjuga la aceleración, el presentismo y el rechazo a todo lo que ha definido nuestro pasado más reciente. A diferencia de otros periodos de cambio (y estamos es uno), no se avista un claro reemplazo del presente. No hay futuro o como mínimo no un futuro definido, imaginado o esbozado. Es más, las únicas propuestas de futuro son reformulaciones del pasado, un pasado mitificado que se nos sirve como sueño de futuro. El pasado como futuro, a falta de una idea de futuro. La pulsión que domina hoy el escenario es la de aniquilar un sistema que se considera fracasado, cuando no directamente una farsa y un engaño. De aquí que se hayan querido esparcir las cenizas de las palabras que han definido este estado de cosas, de las “grandes palabras”. Ahora son términos muertos, una lengua extraña que nadie ya habla, o no osa hablar. Pantallas pasadas, en el nuevo dialecto. De estas palabras estimadas el autogobierno es quizás la que más rápidamente se ha querido enterrar, como definidor de un mundo (¿afortunadamente?) superado. En ‘El mundo de mañana’ no queremos ceder al vértigo del aniquilamiento del pasado reciente, precisamente porque creemos que es desde este pasado que hay que construir el mañana. Os proponemos, pues, repensar el autogobierno antes de decidir si es o no una palabra que debe eliminarse de nuestro diccionario o enviarlo al catálogo de las palabras difuntas.

Suscríbete al boletín de El món de demà y recibe cada quince días nuestro sumario de artículos.